Del 21 de agosto al 20 de septiembre

Virgo

Es un signo de tierra y su regente es Mercurio su símbolo la virgen. Los nativos Virgo se caracterizan por ser nerviosos y tímidos. Les gusta planear todas las cosas ya que la organización es muy importante en su vida. Virgo es un apasionado de los detalles, un gran observador y muy entusiasta de las cosas más pequeñas, la cuales otros pueden pensar que son insignificantes. Es totalmente adaptable ante cualquier circunstancia y sabe sacar el mayor provecho de ellas. A pesar de su timidez es un signo muy fogoso y romántico cuando se enamora. En ocasiones pueden parecer fríos, esto provoca que les cueste hacer amigos. Les falta tener seguridad en sus emociones, pero esto no hace que no ayuden a resolver problemas a sus amistades o familiares.

Son sensatos, tienen encanto y mucha dignidad. Les encanta la lógica, aprender y analizar cualquier situación por complicada que sea. Son capaces de ver todas las partes de un mismo argumento, por este motivo llegan a grandes conclusiones. Los Virgo son padres sensibles y estrictos. Quieren enseñar a sus hijos lo importante que es ser responsable, y quererse y valorarse a sí mismos. No les gusta que en su hogar se salten la autoridad y es por esto por lo que siempre buscan la armonía. Son ordenados, se visten con elegancia y disfrutan llenando de conocimientos a sus hijos. El Virgo es un gran administrador, y su hogar será siempre estable.

Les gusta unirse sentimentalmente con personas para relaciones duraderas, no son para nada superficiales. Los nacidos bajo este signo son conservadores y algo fríos a la hora de demostrar sus sentimientos, aunque en realidad tienen un corazón muy ardiente. Sentimentales hasta decir basta, pueden incluso a parecer demasiado pesados a la hora de estar demostrando con sus palabras lo mucho que te quieren. Lo que sí que tiene un Virgo, es una necesidad de amar y ser amado muy maternal.

Virgo y el Trabajo
Los nativos Virgo son perfeccionistas hasta el final, llegando incluso a intentar sobrepasar los límites. Si Virgo es el jefe, criticará de forma constante el trabajo de sus subordinados, eso sí, de forma muy educada. Su habilidad para encontrar defectos en los demás es grande. Eficiencia y perfección son sus dos virtudes a destacar. Si el nacido bajo este signo es empleado, será muy amigo de las rutinas productivas, se le considera al trabajador perfecto. Detesta la pereza en su entorno, esto hará que huya de un ambiente demasiado relajado.