Del 21 de noviembre al 20 de diciembre

Sagitario

El símbolo de Sagitario es el arquero y pertenece a los signos de fuego su planeta regente es Júpiter. Son personas que logran todo lo que se proponen, ya que están dotados de una gran tenacidad. También son personas que poseen grandes conocimientos, y siempre tienen necesidad de libertad. Su optimismo es contagioso, suelen arrastrar a otros en sus oleadas de entusiasmo. Les gusta observar en la distancia y mirar hacia el futuro. Son versátiles y les encanta la aventura y lo desconocido.

Los Sagitario tienen la mente abierta, mantienen una actitud positiva incluso cuando las cosas se les ponen difíciles. Les gusta emprender proyectos, son intuitivos y buenos organizadores y aunque son generosos, también son muy cautos en cuanto a compartir información. Los Sagitario son capaces de sacrificarse a la hora de conseguir un objetivo, esto hace que a veces sean demasiado exigentes con los demás.

Los padres Sagitario, tienen tendencia a estar siempre de buen humor y les encanta pasar tiempo con sus hijos para enseñarles a descubrir el mundo. Intentarán enseñar a sus hijos a tener las mismas curiosidades que ellos. Los nacidos bajo este signo son muy permisivos, aunque tienen totalmente claro que en la vida de un niño también existen los límites. Les encanta que sus hijos aprendan a sacar conclusiones a base de observar el mundo que les rodea. Fieles y altruistas, sienten la necesidad de que su pareja se sienta libre, a cambio desean poder hacer lo mismo. Cuando se enfadan son duros con sus palabras, se basan en argumentos y pecan de una gran sinceridad, tanto como para llegar a hacer daño a la persona amada.

Sagitario y el Trabajo
Sagitario es el signo más alegre del zodiaco, eso también se refleja en el trabajo. Por regla general está casi siempre de buen humor. Si con algo no puede Sagitario es con el aburrimiento, por eso se desaconsejan las actividades rutinarias. Es un estupendo vendedor o representante. Se adaptan de forma rápida a los cambios, esto hace que cada día necesiten aprender algo nuevo. No es perfeccionista, por lo que tiene que ser supervisado en los pequeños detalles. Se gana demasiadas antipatías con sus compañeros de trabajo por su sinceridad, por lo demás, es un placer trabajar al lado de una persona tan optimista.