Del 21 de octubre al 20 de noviembre

Escorpio

 Es un signo de agua y su símbolo es el escorpión. Su planeta regente es Plutón. Son bastantes desconfiados por naturaleza y de carácter fuerte, aunque en el interior son muy emocionales. Los nativos Escorpio se caracterizan por ser unos de los signos más sensuales del horóscopo, pero tienen que aprender a controlar los celos. Se sienten muy interesados por cualquier cosa que parezca profunda o misteriosa, al igual que por temas tabú. Son buenos tertulianos, reservados y aunque parezca que están en su mundo, en realidad están observando todo lo que pasa a su alrededor.

Es el signo del zodiaco que mayor fuerza de voluntad tiene, pero sin embargo, son muy sensibles y se ven afectados por las circunstancias que lo rodean. Tienen muy mal genio si pierden y, no aprenderán nunca a morderse la lengua. Los Escorpio deben aprender a controlar su pronto, ya que el resentimiento les mata. En cuanto a la familia, les encanta pasar mucho tiempo con sus hijos. Los niños ven en los padres Escorpio a personas misteriosas, suelen ser grandes conocedores de historia, por lo que sus hijos les verán como el gran aliado para realizar los deberes.

A los Escorpio les encanta escuchar, serán los mayores confidentes de sus hijos. El defecto que tiene Escorpio como padre, es que es muy controlador y algo manipulador, pero siempre intentará corregirlo cuando se lo digan, ya que sabe que lo hace de forma inconsciente. En cuanto al terreno amoroso, los Escorpio son carismáticos y atractivos. Pasionales, generosos y dulces, pero sólo en la intimidad. Si un Escorpio se siente decepcionado, podría llegar a ser bastante vengativo, sacando así su lado más negativo hacia la persona que lo ha defraudado.

Escorpio y el Trabajo
Los nacidos bajo el signo de Escorpio son los únicos del zodiaco que son capaces de separar perfectamente lo laboral de lo personal. Escorpio pide respeto hacia su vida privada. Al tener como habilidad la planificación, puede asumir roles de liderazgo. No necesita de palmadas en la espalda para sentirse bien, tiene mucha seguridad en sí mismo. En situaciones críticas, toma el control entre otras cosas, porque es alérgico al fracaso. Aceptan muy bien las críticas si son constructivas, de lo contrario no perderá el tiempo con tonterías.